11 de noviembre de 2008

Feminizando nombres


Ayer leyendo un libro que me regalaron mis amigos Guzmán y Eli leí un apartado en el que hablaba del género de los nombres y las cosas, es decir, distinguía entre masculino y femenino. En ese momento me vino a la cabeza el rollo que se llevan algunos sectores feministas con el tema de los oficios, ya sabéis llamar juez si es hombre y llamar jueza si es mujer, o médico y médica según convenga. ¿ Acaso habéis visto algo más ridículo? es como si ahora algún iluminado dijera que a los electricistas le debiamos llamar electricistos o a los pediatras, pediatros e incluso a las girafas macho girafos y al policía policío o chorradas por el estilo.
Dicho así parece una tontería y seguramente lo sea, pero si alguien lo propusiera sería tachado inmediatamente de machista y retrógrado. Aunque ya se sabe que una mujer está en su derecho de luchar por lo que cree justo para su sexo sin miedo a que la tilden de feminista y en caso que lo hiciera, me atrevo a decir, que sería un orgullo para ella, ya que ser feministas no está mal visto. En cambio si eres hombre y defiendes tus derechos como tal o simplemente das tu opinión contraria a algún tema relacionado con el feminismo, ya tienes encima el cartel de machista con todo lo que ello conlleva. Esto es como el anuncio que había hace unos años, os lo cuento para que sepáis de que hablo.
En primer plano aparecen un hombre y una mujer alrededor de un coche, ella con cara de ilusión y él observando el coche, conclusión ella le está enseñando su coche nuevo. En un momento dado del anuncio el hombre haciendo gala de sus supuestos conocimientos de mecánica le da una patadita a uno de los neumáticos (como para comprobar que están bien de presión) acto seguido la mujer con cara de cabreo le propina un puntapié en toda la espinilla. Ahora haced uso de vuestra imaginación y pensad que habría ocurrido si el anuncio fuera que él le pega a ella, ¿cuanto habrían tardado en quitar el anuncio de TV? ¿y cuantas denuncias le habrían caído a sus creadores y productores? momento de reflexión....................................ya? va un poco más.....................
Pues nada simplemente puedo llegar a una conclusión y es que todos los extremos son malos. Feminizar o masculinizar nombres entra dentro de esa guerra de sexos, quizá lógica en algunos años en este país, pero creo que ahora esta pasado de moda. Ahora la gente es más abierta de mente y que desde pequeños intentamos enseñar a nuestros hijos que todos somos iguales, en lo que se refiere a raza, color, religión y sexo.

2 comentarios:

O.C.B dijo...

Yo tengo un lenguaje para diferenciar los tipos de feminismo. Esta el feminismo que es el que quiere igualar en derechos y obligaciones de las mujeres a los hombres, y luego estan las que llamo "feminazis" que son las que describes. Me parece una estupidez enorme que juez sea jueza o cosas asi.

Tambien me parece muy mal que cuando una pareja se separa, al hombre la mayoria de las veces tiene que marchar de casa, pasar una pension a sus hijos (aunque sus esposas trabajen) y encima ver a los niños dos dias cada 15.

Con esas cosas parece que las mujeres somos mas inutiles cuando somos tan validas como los hombres.

FaZeR dijo...

Necesitamos más mujeres que piensen como tu. Yo opino exactamente lo mismo, tonto sería si teniendo una hija, mujer madre, primas amigas etc... no pensara e incluso luchar por la igualdad. Es más en unos dias escribiré (o quisiera escribir) un articulo sobre chicas que han triunfado en el mundo del deporte luchando mano a mano contra chicos y han estado a la altura, y si no para muestra estás tu, que siendo mujer nos pegas mil vueltas a más de uno jugando al CSS XD!!.
Por cierto me apunto la palabreja "Feminazis" encaja y describe a la perdfección a este tipo de mujeres.