30 de octubre de 2010

¿És Sánchez Dragó un pedófilo?

El reputado y laureado escritor y periodista Fernando Sánchez Dragó ha saltado a las páginas de algunos periódicos y a las pantallas de nuestros televisores y PC´s, por las polémicas anécdotas descritas en el libro escrito a dúo con Albert Boadella, en el que narra sus experiencias sexuales con dos niñas japonesas de 13 años, exactamente en el libro dice:

"En Tokio, un día, me topé con unas lolitas. Pero eran unas lolitas 
cualesquiera, sino de esas que se visten como zorritas, con los labios
pintados, carmín, rimel, tacones, minifalda, tendrían unos 13 años. 
Subí con ellas y las muy putas se pusieron a turnarse. Mientras una se
iba al váter, la otra se me trajinaba"

Algunos medios de comunicación se han hecho eco y han criticado duramente  a Sánchez Dragó. Unos de los primeros en hacer pública su más ferviente repulsión, ha sido "El Intermedio" de La Sexta, que difundió en su programa un artículo escrito por Xabi Larrañaga en el diario digital www.noticiasdenavarra.com, llamado "A cazar lolitas", donde Dragó se jactaba de su actitud, y en el que decía que había decidido explicar la anécdota, por que ya había prescrito. Lo que a uno le podría llevar a pensar ¿tendrá Sánchez Drago algún otro delito oculto que aun no haya prescrito?
En otro párrafo del nefasto diálogo entre estos cínicos, podemos leer cosas tan bonitas y delicadas como estas.

" A mi me gustan las de 15 (...) Llamamé viejo verde, llámame
como quieras pero es así. Y que conste, que por desgracia no 
hago nada, pura boquilla. (...) Para mi, no hay nada como la piel
tersa, los pechitos como capullos, el chochito rosaceo...."
Como se puede ver clarísimamente por estas palabras y en el mensaje implicito que de él podemos extraer, Sanchez Dragó no dudaría, si tuviera valor, en practicar lo que se conoce en el ámbito jurídico como,  corrupción de menores  o algo peor que anda cerca de la pedofilia.

Otras "joyitas" del  libro que no pasan de desapercibidas, son en las que el escritor le confiesa a su confidente Boadella que le hubiera gustado ser objeto de abusos sexuales en su infancia.

  "Lamento que no me haya pasado algo así. Nunca me tocaron,
pero insisto: lo lamento. (...) No se querría haber pasado por la 
experiencia. Y desde luego, no creo que me hubiera traumatizado
lo más mínimo. (...) Imaginate que en vez de ser un cura asqueroso
hubiera sido una novicia, una monjita maravillosa."

¿ Pero usted, está mal de la cabeza o que le pasa? ¿ Pero, a caso no conoce el dolor y el sufrimiento de aquellos que han tenido la desgracia, de haberse visto sometidos a abusos sexuales, violaciones y humillaciones por el estilo? Le doy un consejo gratis, si quiere hacer realidad sus perversiones sexuales, júntese con un conocido suyo, director del Mundo, que gracias a aquel video de  finales de los 90 ya sabemos de que pie calza.
Es algo preocupante que un baboso como éste pueda escribir de forma tan vejatoría y menosprecie de esa manera a las dos crías japonesas, que vete tu a saber en que situación se encontraban, para verse obligadas ha acercarse a este personaje.Y lo peor es que una editorial tan prestigiosa como planeta, que és la editora del libro, publiqué este puñado de barbaridades.
Después de ver que sus patéticas y pólemicas palabras, podían jugar en su contra aun dándole una publicidad extra, se vio obligado a dar explicaciones e intentó maquillar y suavizar su asqueroso texto, diciendo que fue todo muy inocente y que solamente habían sido unos besos y poco más. Seguramente ahora este individio apelará a la libertad de expresión y tachará de fachas a los que no le reímos las gracias. Además de ser un cerdo vicioso, demuestra que es un cobarde, yo apoyo la libertad de expresión, pero has de ser reponsable de lo que escribes y si es una barbaridad y has de pagar por ello pagas y punto, o a caso las leyes están de adorno. Dragó, si algo bueno tiene el papel es que lo que escribes en él, ahí queda y esa apología de la pedofilia que reflejas en tu libro, quedará impresa para siempre en tus sucias palabras.  
Sé que quizá este articulo, le de más publicidad a este viejo verde, pero también servirá para que admira o vea con buenos ojos a este tío, lo conozca un poco más y quién sabe igual le soliciten sus servicios como canguro, aunque recuerden lo que dicen por ahí. " Tienes más peligro que Sánchez Dragó en una guardería"


3 comentarios:

regina dijo...

Este es un sinvergüenza, cínico repugnante, patético viejo verde baboso….etc, etc, muy culturizado, pero un grandísimo hijo de su santa madre (aunque la madre no tiene culpa)…… pero que ascoooo!!! que me da este tío y todos los de su calaña.

Lluís López dijo...

Yo no lo habría podido describir mejor

Angel Rodriguez dijo...

La misma repugnancia debería sentir la sociedad ante los casos de explotación laboral infantil y otras injusticias sociales, pero ¿quien impone la diferencia entre lo repugnante y lo socialmente admitido?.

http://valdeazores.blogspot.com